Tus Muertos Vivientes: el crucero de amor fallido en Fear the Walking Dead

Escrito por

A Strand le han fastidiado las vacaciones en Fear the Walking Dead. Visto el último capítulo de este maravilloso spin-off de The Walking Dead, en Tus Muertos Vivientes os vamos a contar una historia de amor frustrada por un grupo de catetos que echaron a perder el crucero que dos hombres enamorados llevaban años preparando.

  • Tus Muertos Vivientes, el 'what if' absurdo de The Walking Dead escrito por Miguel Ruiz

Muy bonito. Mientras que a Madison y a Travis el sexo les apetece el doble en el yate de Fear the Walking Dead como comentamos en Tus Muertos Vivientes la semana pasada, ya le pueden dar por saco al capitán del barco en su deseo de completar su idilio romántico con el señor Abigail. No es justo. Este hombre le salvó la vida a Nick el yonqui y le permitió a su familia unirse a él en su viaje lejos de las playas de Los Ángeles. Como pudimos ver en el último episodio de este infravalorado spin-off, Strand llevaba meses preparando un crucero de amor y soltura con su pareja, pero tuvo que llegar esta panda de catetos y arruinarlo todo. Hasta iban a recrear la mítica escena de Titanic en la proa de la embarcación mientras su amigo mexicano tomaba fotos, pero ni siquiera se podía tomar una copa tranquilo nuestro querido Víctor sin que apareciera uno de sus tripulantes poniendo en duda su confianza. Menos mal que el capítulo nos regalo algunas secuencias de distancias cortas entre los dos tortolitos, aunque todo fueran flashbacks del pasado.

Vale que Fear the Walking Dead sea una fiesta rave como desvelamos en Tus Muertos Vivientes, pero el señor Strand solamente quiere tranquilidad y llegar a su destino para poder reunirse por fin con su amado y dejarse de piratas, zombis, refugiados y hostias. Él lo que quiere es abrirse una botella del whisky más caro que exista y pillarse un pedo con Thomas Abigail tumbado en la hamaca de un bonito cortijo mexicano. Pero no, al final el pobre hombre acaba puteado intentado agarrarse a una lancha pinchada y viendo cómo se hunde la única vía de comunicación con su novio. Este señor lo ha dado todo por los protagonistas de Fear the Walking Dead y así se lo pagan. Pero el karma a veces se pone muy bestia contra las injusticias, por lo que yo si fuera Daniel Salazar rezaría el doble con el rosario que se encontró en los restos del avión estrellado de Flight 462, porque si le pareció fatal que su hija se liase con un militar yanqui, lo que está por llegar no tiene nada que ver con las calamidades que ha pasado el padre de Ofelia.

El presente artículo habla de situaciones hipotéticas creadas por el autor en clave de humor, en ningún caso son spoilers reales de la serie. ¿Quién le pone la pierna encima a Strand?