Tus Muertos Vivientes: Negan se lía a palos con el cámara de The Walking Dead

Escrito por

Muchos lloráis la muerte de Glenn mientras que otros ya se han despedido de Daryl o de Aaron, pero en Tus Muertos Vivientes tenemos claro que el que realmente se lleva la paliza de Negan en The Walking Dead es el cámara que graba los palos de Jeffrey Dean Morgan en la última secuencia.

  • Tus Muertos Vivientes, el 'what if' absurdo de The Walking Dead escrito por Miguel Ruiz

Mira, Daryl solo quería pedirle fuego a Dwight en The Walking Dead y en Tus Muertos Vivientes ya sabemos cómo terminó la escena, por lo que no nos extraña que el cámara de la serie se haya llevado una buena somanta de palos teniendo en cuenta la gran sensibilidad que atesoran los famosos 'Saviors'. A Jeffrey Dean Morgan no le hizo ninguna gracia eso de marcarse un monólogo sin descanso en su primer día de trabajo y además ni siquiera le pusieron un muñeco con el que desahogarse, por lo que el chavalito que estaba grabando al actor en ese momento se acabó comiendo a la tal Lucille desde el mango hasta el alambre de espino. Mientras la gente pone flores, velas y amuletos por si su personaje favorito ha muerto a manos del nuevo villano, nosotros queremos hacer un homenaje a la persona encargada de inmortalizar los momentos más míticos de esta serie de zombis plagada de vísceras, sangre y supervivientes de voz carrasposa.

Ahora Negan también puede decir aquella frase de Eugene que recordamos en Tus Muertos Vivientes: “si ya sabes cómo me pongo para qué me invitan a The Walking Dead?”. Esa noche hacía un frío que pelaba en el bosque, por lo que Jeffrey Dean Morgan pidió una manta para no grabar la secuencia entre tiriteras. Sin embargo, los realizadores del show denegaron su petición porque la única mantita que había en el set se la pusieron a Daryl. Tal era el cabreo que tenía la nueva estrella de la serie que cuando hizo su paseillo del 'pinto, pinto, gorgorito' le dio “sin querer” a Carl en el ojo malo para dejar claras sus intenciones. Por desgracia para nosotros, los televidentes, al final a Negan se le fue la pinza y se olvidó de a quién ponía en el guión que tenía que matar en esa escena, por lo que su cabreo por no haber conseguido una manta (al menos le dieron un pañuelo rojo, aunque algunos testigos afirman que le escucharon gritar algo así como “ahora me parezco a Jesús Quintero, muchas gracias”) lo acabó pagando con el pobre cámara de The Walking Dead.

El presente artículo habla de situaciones hipotéticas creadas por el autor en clave de humor, en ningún caso son spoilers reales de la serie. ¿Ahora quien va a grabar el parto de Maggie?