Tus Muertos Vivientes: The Walking Dead es una telenovela y tú no lo sabías

Escrito por

Desde Tus Muertos Vivientes hemos revelado la verdadera naturaleza de The Walking Dead, la telenovela más vista del planeta con romances pasionales y cuerpos putrefactos.

Aunque en esta sección de melty intentamos concentrar nuestras fuerzas en trazar una realidad alternativa a lo que sucede en The Walking Dead, como hicimos con la versión zombie de Gareth Bale la semana pasada, hoy hemos querido dedicar la cita semanal de Tus Muertos Vivientes a disertar sobre un hecho que todo el mundo conoce pero nadie quiere admitir. Inspirada en el cómic de Robert Kirkman, el show con más éxito de la cadena AMC realmente atrae al televidente con sus historias de romances, traición, arrebatos de pasión, legado generacional y duelos por la posesión de la tierra fértil.

No nos extraña que el Padre Gabriel y Tyreese se dieran al botellón en Tus Muertos Vivientes. La realidad ha golpeado a más de un fan de The Walking Dead que pensaba que su serie favorita era una historia basada en el cine de George A. Romero y en los videojuegos tipo survival-horror como Resident Evil. No es una casualidad que nuestras queridas madres se sienten con nosotros a ver la serie, atraídas por la historia de Rick Grimes y su familia, ya que durante cinco temporadas hemos estado visionando, sin apenas ser conscientes, una telenovela con un patrón que se ha ido repitiendo año tras año. La última temporada es un ejemplo más de que el show estrella producido por Scott M. Gimple bien podría llamarse 'Pasión de Walkers'.

La familia Grimes vive en una bonita villa llamada Alexandría en un peligroso país atestado de bandidos que quieren acabar con sus riquezas. Dentro de los muros, el repeinado sheriff sufre un arrebato de pasión para hacerse con el corazón de doña Jessica, una mujer que sufre maltratos físicos por parte de su esposo. En una telenovela de este calibre no podía faltar un cura (Padre Gabriel), el rebelde 'guay' (Daryl), los bandidos (Wolves), la lucha por apropiarse de los terrenos de Alexandría y el romance exótico entre Maggie y Glenn. Pero The Walking Dead no es una telenovela clásica, ya que se permite la licencia de romances modernos que no aprobaría nunca tu abuela como el de Aaron y Eric. Si os queda alguna duda, recordad la escena de Daryl y Aaron intentando atrapar a un caballo con un lazo de cowboy, un clásico ejercicio de cortejo en el mundo de las telenovelas. ¿Tiene algo que envidiar Pasión de Gavilanes a The Walking Dead?