Velvet: capítulo 13, la boda de Alberto y Cristina en peligro (Vídeo)

Escrito por

Con un 21,2% de cuota de pantalla, Velvet volvió a hacerse con la audiencia de la noche de los lunes con la emisión de su capítulo 13. Un episodio en el que Mateo y Ana se sacrificarán por Alberto con tal de que Cristina no se entere de la verdad. No te pierdas esto y el adelanto del próximo capítulo de Velvet, ¡te lo contamos en melty.es !

Más de 4 millones de espectadores siguieron anoche 'Mentiras Piadosas', el capítulo 13 de Velvet del que ya os adelantamos en melty.es. Después de que Cristina sorprendiera a Alberto y Ana juntos durante la fiesta en la casa de campo, la hija de Gerardo Otegui se llevará una sorpresa aún mayor cuando, en el momento en el que se dirige a pedirle explicaciones a Ana sobre lo que ha visto, se entera de que Mateo está con la costurera. Arrepentida, y bochornosa por la situación que ha armado, Cristina se acaba disculpado ante su prometido Alberto y ante Mateo y Ana, los que se verán obligados a fingir una relación para salvar al director de las galerías.

Más noticias sobre VelvetVelvet: capítulo 11, la despedida de Ana y Alberto, y el descubrimiento de Cristina (Vídeo)

A apenas dos capítulos para que termine la primera temporada de la serie, el episodio de anoche vino cargado de acontecimientos que dejan en el aire la boda concertada entre Alberto y la hija de Otegui, Cristina. Con motivo de disculparse ante la nueva pareja por lo ocurrido, Cristina organiza una cena de los cuatro junto a su hermano y cuñada en la víspera del enlace. Pese a que Ana no lo ve una buena idea, acaba cediendo a la invitación acompañada de Mateo después de que éste le confesara que el padre de Cristina se enteró de su relación con Alberto a través de la carta que ella le dejó en el despacho, y que por ese motivo su amigo se ha tenido que sacrificar tanto con la familia Otegui.

Cuando van a dirigirse a la casa de los Márquez para cenar, Bárbara se pone de parto con lo que la cena acaba convirtiéndose en una velada íntima de Alberto, Cristina, Ana y Mateo. Un divertido banquete provocado por las respuestas tan dispares y poco preparadas que Ana y Mateo tienen para Cristina cada vez que ésta se interesa por su relación. En una de ellas, cuando la prometida de Alberto le pregunta a Mateo por el momento en el que se enamoró de Ana, el amigo del director de las galerías recuerda una de las situaciones de Alberto y la costurera, y la contará con todo detalle como si la hubiera vivido él. Las miradas de Alberto y Ana se cruzan con la especial complicidad que estos tienen.

Cuando finalizan la velada Ana vuelve a su vida de costurera de los almacenes, no sin antes intentar reconciliarse con Clara, a la que no le había sentado muy bien que Ana tuviera que hacerse pasar por novia de Mateo, con el que la secretaria empezaba a tener una relación. Sin embargo, y a escasas horas del enlace de Alberto y Cristina, algo terrible ocurre en el taller : el vestido de la novia ha desaparecido. Ana se aseguró de guardarlo en una caja con Doña Blanca, pero será Max, quien lo coja por equivocación como recadero sustituto de Pedro que es ahora a petición de la jefa de taller, quien lo hizo después de lo ocurrido con el chico en el capítulo 12 de Velvet. No obstante éste no será el único hecho que ponga en juego la boda de Alberto y Cristina. Casi al final del episodio, Emilio, el tío de Ana, recibe una carta de alguien muy importante : la madre de Alberto.

Tal y como hemos ido sabiendo a través de las diferentes pistas que se han ido lanzando durante la serie, la madre de Alberto no murió. Por circunstancias aún desconocidas, la primera mujer de Don Rafael Márquez sigue viva, pero Alberto no lo sabe. Sin embargo, quien sí está al tanto de todo es el tío de Ana. ¿Llegará justo en la boda de su hijo y Cristina ? ¿Qué hará Doña Gloria cuando sepa que Isabel, la madre de Alberto, ha vuelto ? En melty.es te seguiremos contando del capítulo 14 de Velvet, la exitosa serie de Antena 3. ¡No te lo pierdas ! ¿Cómo reaccionará Alberto con la llegada de su madre? ¡Opina!