Vetusta Morla: de 'Autocrítica' a 'Una Sonata Fantasma', 6 años de poesía a ritmo de rock

Escrito por

Seis años y treinta y seis temas separan los primeros acordes de 'Autocrítica' de 'Una Sonata Fantasma', la última canción del tercer LP de la banda madrileña. Vetusta Morla opta ahora a un galardón en los melty Future Awards, la ceremonia que premiará en París el próximo 28 de enero a los talentos que, por su trayectoria y sus planes futuros, seguirán en lo más alto durante el año 2015.

Por Alexandra Gil

La inconfundible voz de Pucho avisaba del peligro en la primera estrofa de 'Autocrítica', tema que abría el disco con el que Vetusta Morla se haría un hueco irremplazable en el panorama musical español. 'Voy a mezclar flashes con alcohol', desafiaba el grupo, ignorando que el resultado de este cóctel, sumado al tesón y el talento de los tricantinos sería implacable para la historia del rock nacional. 'Un día en el Mundo' es mucho más que uno de los cincuenta mejores discos de este género en español. Antes de recibir tal elogio, y antes incluso de que sus letras fueran tarareadas por miles de personas en festivales como el Sonorama, el Lowcost o el BBK, los madrileños mimaron su primer trabajo en una cuidadísima fase de preproducción. Paciencia. No dormían, cogían impulso. Su rock latente estalló en mil decibelios cuando, tras nueve años en la sombra, regalaron a los amantes del sonido once temas con un denominador común : serenidad. Copenhague, La Marea o Año Nuevo son la prueba más palpable de sus intenciones.

Y como nunca hay una segunda oportunidad para causar una primera buena impresión, los madrileños jugaron la carta de la transparencia, y con ésta fue más que suficiente. El sexteto buscaba transmitir un mensaje bruto, limpio, sin fuegos artificiales. Quizá fue la clave de la sinceridad la que permitió que el mensaje entrase sin filtro en la rutina de los amantes del rock alternativo.

Esta franqueza musical les dio pasaporte directo a la credibilidad para su segundo LP, que llegaría tres años después de su huracanada aparición, haciendo que sus letras bailasen sensuales, como un lazo en un ventilador, desde la primera escucha. Días Raros abría así 'Mapas', un trabajo que se defiendía solo, cuidado al milímetro y cuyos temas iban definiendo, uno a uno y a la perfección el ritmo que la carrera de los madrileños había tomado : in crescendo, cada melodía iba hilándose sigilosamente a la anterior y ganando fuerza en percusión e intensidad, conquistando una vez más por la majestuosidad (más propia de una banda veterana) que pone sobre la mesa sus cartas y espera que quien sea capaz de hacerlo, venga a apreciar el resultado. Atraídos por el misterio, unos, hechizados por la sacudida del primer álbum otros, los amantes del indie se fueron agolpando alrededor de los tricantinos en íntimas salas y multitudinarias superficies. Ya no había duda : habían venido para quedarse.

Con La Deriva de Vetusta Morla conocimos la deliciosa explosión de furia social encerrada en crípticas letras que, en función de la predisposición de su escucha, no lo son tanto. El sonido honesto que definía al grupo hubiese sufrido una traición si este álbum no refugiase evidentes referencias a la situación que el país atraviesa con una profunda crisis moral en forma de río envenenado, cuyas aguas desembocan en decisiones políticas, (y éstas, en vidas). Vetusta Morla toma el relevo ahí, en el tercer eslabón, y nos regala con este trabajo porciones de sensaciones que este contexto despierta en quien todavía ve un hilo de luz al final del túnel. .

En esta ocasión, la percusión sirve más que nunca de fibra conductora que golpea en la conciencia del público el mensaje que Pucho transmite (en cuerpo y alma) durante los escalofriantes directos de la banda. Con 'Pirómanos', 'Golpe Maestro' o 'Fiesta Mayor', los tricantinos alcanzan la meta de un complejo reto : aunar finas melodías con mensaje, ritmo y la madurez de un grupo de amigos que un día a finales de los años noventa decidió creer en la esperanza de sus respectivas derivas y revolucionar la historia del rock español

[Vetusta Morla opta al premio 'Cool is everywhere' de los Melty Future Awards. Vota por ellos aquí ]