Viajando con Chester: Joaquín Sabina, los mejores momentos (Vídeo)

Escrito por

El primer programa de la nueva temporada de Viajando con Chester, en Cuatro, ha tenido como protagonista a Joaquín Sabina en una entrevista excepcional repleta de confesiones y buen humor.

Tal y como acostumbra a hacer Risto Mejide, polifacético publicista reconvertido a presentador, el encuentro sobre sofá chester con Joaquín Sabina ha sido un no parar de titulares, momentos tensos, mucho humor y un sinfín de revelaciones sobre el pasado (y también futuro) del cantante de 65 años, el artista más querido por todos los españoles y, a buen seguro, gran parte de sudamericanos. Joaquín Sabina está vivo, está pletórico y muy muy hablador. Con más vitalidad que el propio entrevistador, que hasta en cuatro ocasiones tiene que decir que sí, que aceptar la invitación del calavera para ir a los toros a ver a José Tomás, Joaquín Sabina ofreció ayer domingo 40 minutos de pura televisión con literatura, poesía y un muestrario de frases para el recuerdo que fue engordando con cada contestación. En melty.es te contamos cuáles fueron los mejores momentos de esta entrevista de Risto Mejide, a la altura de su famoso encuentro con Francisco Marhuenda.

Más noticias sobre Joaquín SabinaRisto Mejide: su entrevista a Marhuenda, los mejores momentos (Vídeo)

Y es realmente difícil quedarse con un puñado de frases, porque lo cierto es que Sabina ha ofrecido un verdadero recital de revelaciones a corazón abierto. Como cuando confiesa haber participado en el lanzamiento de cócteles molotov durante los últimos coletazos del Franquismo, acontecimiento que luego motivaría su traslado a Londres, donde se convertiría en cantante. Como debía ser : Joaquín Sabina, indirectamente, se hizo cantante por una mujer : “Empezaron a detener a la gente que hicimos eso y tenía una novia inglesa. Muy guapa. La primera y la mejor minifalda que se ha visto en Granada. Me fui.”

Como de costumbre, ha reiterado que los medios de comunicación han manoseado y deformado en exceso la imagen de granuja que hoy existe de Sabina, aunque reconoce habérselas arreglado para conseguir estirar su juventud hasta los 50. Lejos de lo que la mayoría de la gente cree, no dejó las drogas en cuanto sufrió el ictus. Ocurrió antes : “Eso lo había dejado antes del ictus. Seis meses antes, estaba con la peruana en Marrakesh y dije “se acabó” sin ningún aspaviento.”

El hombre que confiesa ver telebasura, porque “es una especie de decorado” para tener de fondo mientras escribe, se ha explayado sobre sus tres encuentros con los Reyes Felipe y Letizia. Uno de ellos fue “Absolutamente desenfadado” y se desarrolló “sentados en el suelo leyendo versos satíricos contra la monarquía”. Ver para creer. Y, claro, si se ha hablado de monarquía, también se ha hablado de toros, ya que Sabina es un reconocido aficionado a la fiesta taurina que incluso ha invitado a Risto Mejide una corrida de José Tomás para que los dos “en silencio y sin explicar nada”, disfruten del espectáculo y comprobar si así Risto Mejide es capaz de entender algo. “No discuto con antitaurinos porque tienen razón”, ha espetado el cantante. Como colofón, ha confesado que incluirá en su próximo disco una frase que, según Risto, él mismo ha acuñado : “Crecer es aprender a despedirse.” ¿Qué te ha parecido la entrevista de Risto Mejide a Joaquín Sabina?