Victoria Beckham y su pérdida de peso extrema: ¿Dietas o fobias alimenticias?

Escrito por

El preocupante peso de Victoria Beckham vuelve a ser noticia tras sus últimas fotografías. ¿Qué trastorno alimenticio sufre ahora la ex Spice?

Victoria Beckham ha presumido siempre de una figura escultural. Dar a luz a cuatro retoños no ha sido un impedimento para mantener su línea esbelta. Sin embargo, su extrema delgadez ha estado siempre rozando los límites de lo saludable. Ya en 2001, Beckham prácticamente reveló en su autobiografía, Learning to Fly, que hacía frente a un trastorno de la alimentación. La ex Spice Girl dijo que ella y sus antiguas compañeras de grupo habían sido presionadas por la administración para bajar de peso y esto no ayudó a su ya preocupante imagen de sí mismas. Admitió que han luchado para no caer en la bulimia y la anorexia, sobre todo después del nacimiento de su primer hijo. Y ahora parece que Victoria se ha desarrollado una práctica que roza trastornos de la alimentación severos. La revista OK Magazine informó que la diseñadora de moda tiene el hábito de masticar la comida y después escupirla, que suena absolutamente inquietante y desagradable. Según la publicación Celebdirtylaundry , el camarero de un restaurante de Los Ángeles que Victoria Beckham frecuenta dice que solo pide platos bajos en calorías. Afirma también que primero los mastica durante unos minutos y luego escupe la comida en la servilleta.

Otras fuentes afirmaron que tan solo estaba bromeando con sus hijos. Según la mencionada revista, Victoria pesa tan solo 45 kilogramos. En un evento reciente de Alexander McQueen, la diva fue criticada por sus pómulos y clavícula excesivamente marcados. No obstante, ella misma ha afirmado que ingiere tres comidas al día, además de bocadillos, pero tal vez por "comer" no entienda tragar y digerir. En definitiva, y como ella mismo admitió, Vicky se ha visto afectada por los rumores en tanto a su alimentación durante años. Ya en 2006, Beckham dijo a la revista People: "Creo que hay una gran diferencia entre alguien que tiene un trastorno de la alimentación y alguien que se preocupa por lo come. Hay una gran diferencia, y de vez en cuando, por supuesto, salgo a comer lo que quiero. Pero trato de ser muy disciplinada con lo que como". En su biografía de 2001, "Learning To Fly", Beckham admitió estar obsesionado con su apariencia. Ella escribió: "En el gimnasio, en lugar de revisar mi postura o posición, me iba al baño a examinar mi cuerpo para ver si mi papada estaba más grande o más pequeña..." Hace varios reconocía que "probablemente estaba muy cerca" de tener un trastorno alimentario.