Will Smith desata la locura de los fans en Ibiza

Escrito por

Will Smith realiza una visita exprés a Ibiza acompañado tan solo de sus amigos y sin esposa e hijos. El actor ha desatado la locura en una playa al ser perseguido por fans.

El que fuera Príncipe de Bel-Air se ha convertido durante este fin de semana en Príncipe de Ibiza. Will Smith, muy conocido en España gracias a la tremenda popularidad que tuvo la serie con la que comenzó su andadura como estrella, ha realizado una visita relámpago de tres días a Ibiza. Y, claro, el actor ha desatado la locura allá por donde ha pisado. En melty.es te damos todos los detalles, te enseñamos las fotografías e incluso te mostramos un vídeo para que compruebes con tus propios ojos la cantidad de fans que se reunieron en torno al actor cuando este intentaba hacer un poco de deporte. Sin esposa, sin hijos y solo con un grupo de amigos, es seguro que, a pesar de este momento de locura, Will Smith se lo ha pasado en grande en nuestro país.

Más noticias sobre 'Después de la Tierra': teaser inédito de lo último de Will Smith (Vídeo)Charlie Hunnam, Will Smith y Hugh Jackman: actores que dejaron un papel por culpa de los fans

Will Smith desata la locura de los fans en Ibiza

El actor de Independence Day (que no aparecerá en la secuela) llegó incluso a pactar una sesión de fotos con los paparazzi de manera que, una vez tomadas las imágenes, los fotógrafos le dejaran en paz. Pero fue inútil. En cuando la muchedumbre presente en la playa se percató de que el actor de Después de la Tierra estaba en la playa ibizenca, todo fue inútil. Will Smith tuvo que poner pies en polvorosa. A pesar de todo el ambiente de persecución y evidente agobio, el actor tuvo la gentileza de posar para las fotografías de sus fans, sonriendo en todo momento y tratando de poner la mejor de las caras posibles. Una chica incluso le persiguió durante unos metros prácticamente desnuda, con solo un trapito en la parte inferior de su cuerpo. ¿Qué te parece la actitud de Will Smith en Ibiza?

Will Smith desata la locura de los fans en Ibiza