Xbox One: Xbox Live, las últimas novedades

Escrito por

Siguen desvelándose nuevas informaciones sobre la Xbox One conforme se va acercando su fecha de lanzamiento. Te lo contamos todo en melty.es.

La plataforma de entretenimiento de la Xbox One, cuyo pago es necesario para jugar online, contará con varias novedades con respecto al Xbox Live de la Xbox 360. La primera de ellas es la funcionalidad de grabación de partidas de la Xbox One, de la que ya os hablamos en melty.es. Para poder disfrutar de este 'Game DVR', se necesitará un abono 'Gold', cuyo precio todavía no ha sido comunicado por Microsoft, pero que es obligatorio para jugar en linea. El abono clásico (Silver), gratis, no comportará novedades importantes, o por lo menos es lo que podemos deducir ya que no se ha filtrado o anunciado ningún aporte posible o modificación. Las principales mejoras se harán para el Xbox Live Gold, que incorporará por vez primera aplicaciones como Skype, servicio de videoconferencia y de mensajería textual, o el Smartmatch, que permitirá al jugador encontrar rivales de forma más rápida, con una conexión similar (para evitar lag) y con un nivel equivalente.

Los que no tengan la posibilidad de hacerse con un abono Gold podrán seguir utilizando las numerosas posibilidades y actividades que ofrece el Xbox Live, como la compatibilidad y la conexión a las redes sociales (Facebook, Twitter y Youtube), los rankings de jugadores, la posibilidad de alquilar o comprar música o películas con 'Zune' o descargar versiones demo de los juegos. Además, Microsoft, que ya cuenta con un catálogo de exclusividades impresionante para su Xbox One, presentará un juego del que hasta ahora nunca habíamos oído hablar en la Gamescom de Colonia, que tendrá lugar en la ciudad alemana del 21 al 25 de agosto y de la que te iremos contando todas las novedades en melty.es. Se espera que la firma americana nos dé otro adelanto de su nueva consola ya que será el último evento público dedicado a los videojuegos antes del lanzamiento de la Xbox One y de la PS4, y la última oportunidad para los americanos de reconquistar un público que ya parece haberse decantado por el dispositivo de Sony.