Z Nation: ¡El repugnante pasado caníbal de Sunshine que te estremecerá!

Escrito por

El tercer episodio de Z Nation nos sumerge en el ambiente más desagradable y enfermo visto hasta ahora : una familia de caníbales que secuestra a Addy, joven integrante del grupo de humanos supervivientes al apocalipsis que viajan rumbo a California con la única vacuna existente contra los zombies.

El tercer capítulo de Z Nation es, con diferencia, el más sádico, enfermo y repugnante de los emitidos hasta ahora. Y eso que el listón estaba bien alto con un primer episodio repleto de persecuciones. Después de la enorme tensión y enigmas del segundo capítulo de Z Nation, esta semana ha sido el momento de empezar a resolver el interrogante sobre el pasado de Sunshine. ¿Quiénes le perseguían y por qué? En melty.es te resumimos los mejores momentos de Philly Feast (Fiesta en Philadelfia), 40 minutos de sangre y canibalismo donde los chicos de Syfy vuelven a dejar claro que para ellos no valen las medias tintas : quizás Z Nation no tenga el carisma ni el guión de The Walking Dead, pero lo cierto es que la serie es toda una apuesta por el gore y la violencia constantes. Ni un minuto de descanso.

Más noticias sobre Z NationZ Nation: ¡Así ha sido el primer capítulo del rival de The Walking Dead!Z Nation: ¿Se merece esta oleada de críticas negativas?Z Nation: ¡El primer capítulo arrasa en descargas ilegales!Z Nation: ¡Un perro zombie y un cóctel de tensión y misterio en su segundo capítulo!

El capítulo arranca con un flashback de Sunshine en el que la joven recuerda su pasado recluida en un hogar de Philadelphia comandado por un tal Tobias Campbell, padre de una familia que en breve descubriremos que es inexistente, ya que la palabra que más se ajusta a la verdad es la de secta. Tobías lleva tres años conviviendo con hombres que trabajan para él como guardas de seguridad, y mujeres a las que prostituye a cambio de alojamiento y con la condición de que éstas dejen inconscientes a sus clientes. Y aquí viene el detalle enfermizo de la trama. Estos clientes son inmovilizados y almacenados en un trastero para servir de alimento a la familia de caníbales, comandada por la esposa de Tobías, una señora lobotomizada que no pronuncia ni una sola palabra, y cuyos ojos atentos y fijos en la nada añaden la guinda de estremecimiento y pavor que sobrevuelva todo este episodio.

El drama se desata cuando Addy es capturada por los miembros de la familia para que se convierta en una prostituta más. En un intento por establecer contacto con el Ciudadano Z a través de la radio de un coche de policía, Addy es inmovilizada y llevada hasta Tobías, quien le obliga a permanecer en la secta de la que se escapó Sunshine. Precisamente Sunshine será la moneda de intercambio con la que el grupo protagonista conseguirá la liberación de Addy.

Pero aún hay más porque, independientemente de lo mucho que Sunshine haya mantenido oculto su pasado y metido en líos al grupo protagonista en su viaje hacia California, lo cierto es que varios miembros no se sienten cómodos dejándola de nuevo en manos de los siniestros miembros de la secta. Así, en una apoteósica escena final al ritmo de La Cabalgata de las valquirias de Richard Wagner, se produce una ofensiva al más puro estilo Apocalypse Now (película en la que precisamente esta melodía pone banda sonora a una ofensiva épica) en la que la música consigue atraer a decenas de zombies que terminan invadiendo la casa de Tobías, sumiéndolo todo de nuevo en el más puro éxtasis de caos y destrucción. Y nuestro grupo (y la vacuna) a salvo. Hasta el siguiente episodio. Tras el bebé zombie del primero y el perro zombie del segundo episodio, Z Nation se ha propuesto sorprendernos en cada episodio con elementos de lo más imprevisibles. ¿Crees que Z Nation ha mejorado su calidad?