Z Nation: ¡Encerrados y a punto de morir en una morgue llena de infectados!

Escrito por

El Ciudadano Z establece el primer contacto físico con una persona mientras que en Kansas el equipo de supervivientes se enfrenta a la mayor invasión zombie vista hasta la fecha con la llegada del tsunami Zombie.

El octavo capítulo de Z Nation continua con el equipo dividido en un pueblo perdido de Kansas y a punto de recibir lo que los creadores de la serie han tenido a bien en denominar un Tsunami Z, y que también llaman ahora ZQuake (Terremoto de zombies): una oleada inmensa de infectados como jamás se había visto que arrasan el pueblo por completo y que pilla a nuestros amigos encerrados en una morgue. Una vez más, se repite la sensación de cataclismo al ver cómo el equipo de supervivientes se enfrenta a una situación definitiva de muerte asegurada que, por suerte, logran superar. En melty.es te contamos todos los grandes momentos de este extraño capítulo en el que se ahonda en la psicología del Ciudadano Z, solo y recluido en el lejano refugio nevado de la NSA. Emitido el día de Halloween, este terrorífico capítulo de Z Nation al fin nos muestra el tsunami zombie.

Mientras tanto, nada sabemos de Addy y Mack, que en el capítulo anterior han realizado un amago de fuga, los supervivientes Doc, 10K, Warren, Murphy y Cassandra se ven abocados a encerrarse en una cámara de la morgue destinada a alojar cadáveres. Los zombies se han abierto camino hasta la última estancia donde el equipo ha logrado encontrar refugio y no les ha quedado más remedio. Por suerte, la hábil treta les salva una vez más de la muerte. Todo, gracias a que Murphy continúa su extraña fase de transformación en infectado, logrando que los zombies no le ataquen. Hablando de Murphy, algo perverso se está cociendo en su interior, pues en este episodio tenemos de nuevo la oportunidad de ver como el mal está poco a poco invadiendo si psique : le roba agua y comida a una familia y ayuda a un zombie a que los asesine. Muy extraño.

Por su parte, el Ciudadano Z recibe una visita inesperada : una cápsula de salvamento procedente de la Estacion Espacial Internacional se estrella en su refugio. De ella sale un astronauta ruso que, como él, lleva tres años sin establecer ningún contacto carnal con ser humano alguno. Esto hará que al principio el Ciudadano Z y él hagan muy buenas migas, compartiendo alcohol, videojuegos y partidas de golf. Pronto la situación derivará en sospecha, pues el astronauta parece hacer demasiadas preguntas. El final, completamente inesperado, derivará en una suerte de aventura psicotrópica y alucinación que no termina de quedar clara del todo : todo indica que el astronauta nunca estuvo en la base de la NSA y que todo fue fruto de la imaginación de un pobre Ciudadano Z que se está volviendo cada vez más loco con cada nuevo capítulo de Z Nation. Desde luego, el momento en el que descubre que había estado solo todo el tiempo es uno de los mejores momentos de Z Nation. ¿Qué te ha parecido el octavo capítulo de Z Nation?